¿Zapatos de chicle? ¿Neta?

¿Te imaginas unos zapatos hechos de chicle? Bueno, gracias a la iniciativa Gumbuddy, esto ya es posible.

Se trata de proyecto a cargo de Jolande Penninks en el que un equipo colocó tableros en distintos puntos de Ámsterdam para que la gente pegara los chicles que ya no iba a mascar.

Los tableros se instalaron en lugares concurridos y su objetivo es reducir el problema de contaminación en las calles y sensibilizar a la gente sobre la enorme presencia de este tipo de desechos en la ciudad.

Image result for gumbuddy

Pero bueno, entonces lo pegas en el tablero y luego, ¿qué? Ah, pues una vez que fue creado el Gumbuddy, surgió una nueva iniciativa: Gumshoe, el primer calzado hecho con chicle en el mundo.

Image result for gumshoe

Y es que cada año 1.5 millones de kilos de chicle terminan en las calles de Holanda y su limpieza cuesta millones de euros al gobierno, esto sin mencionar que los chicles tardan entre 20 y 25 años en degradarse.

Así que sí, Gumshoe es una alternativa para ayudar al planeta y sus creadores actualmente están buscando que las suelas de los zapatos puedan reciclarse y reemplazarse cada que sea necesario. ¿Te animarías a probar unos?

Related image

Deja un comentario